Control de malas hierbas y enfermedades en cultivo

De hecho encontrarlas provoca que sean indeseables por diversas razones:

• Compiten con la propia planta cultivada, es decir son competidoras para conseguir agua, luz, nutrientes del suelo, por tanto pueden reducir la calidad de la planta que realmente interesa cultivar.
Pueden ser la base para que plagas y enfermedades se generen, atacando al cultivo que es de nuestro interés.
Si se trata de malas hierbas de tipo trepador o espinoso, pueden dificultar las ta-reas de cuidado del propio cultivo.

 

Así pues, la gestión y control de las malas hierbas con productos fitosanitarios es de vital importancia en todo el ámbito agrícola, por ello contamos con este servicio para todos los agricultores que así lo deseen. 

 

De esta manera y con las actuaciones adecuadas es posible obtener un cultivo de mejor calidad y especialmente más sano, ya que no se ha visto afectado por ningún in-conveniente durante su proceso de crecimiento hasta la recolección del fruto.

Controles de malas hierbas